¿Cómo detectar una red wifi pública segura y cómo navegar en ella?

red wifi pública

La tecnología wifi es un sistema de conexión a Internet sin cable. De este modo, puedes navegar a alta velocidad al encontrarte cerca de un módem o router. Probablemente disfrutes de este avance en tu casa, pero vamos a centrar nuestra atención en la red wifi pública. ¿Sueles conectarte a ella? ¿Sabes cómo hacerlo con seguridad?

red segura

¿Qué son las redes wifi públicas?

Las redes wifi públicas son los sistemas de conexión que están disponibles, básicamente, en espacios de libre tránsito. Por ejemplo, las que se encuentran en negocios de restauración, hoteles y centros comerciales. También entran dentro de esta categoría las que ofrecen las instituciones en las sedes o en la calle para uso ciudadano.

Debes saber que hay dos tipos de wifi público:

  1. Las que no necesitan contraseña de acceso. Generalmente están disponibles en las calles o en centros comerciales.
  2. Las que sí necesitan contraseña de acceso y donde se conecta bastante gente, como cafeterías o universidades, por citar dos ejemplos.

Es importante que tengas en cuenta el segundo punto. Una red que requiera contraseña o un simple registro puede ser considerada pública si un gran número de personas se conecta. ¿Por qué motivo? Principalmente, debido a que estás compartiendo un entorno online con más gente de la que no conoces sus intenciones.

A su vez, una wifi pública no tiene por qué ser gratuita. Muchos hoteles, por ejemplo, disponen de un sistema de pago por día para sus huéspedes. En estas situaciones, tampoco hay que olvidar que estamos expuestos y expuestas a sufrir algún robo de información en nuestros dispositivos, por lo que debemos actuar con cuidado.

Riesgos de utilizar una red wifi pública no segura

Como avanzábamos antes, al utilizar una red pública, estás compartiendo un entorno con más personas. Es aquí donde radica el principal riesgo de esta práctica tan normal en nuestra vida diaria. Sin embargo, hay otros riesgos detrás de esto que debes conocer. Obviamente, nos referimos a las redes no seguras, nunca a las que tengan adecuados niveles de protección.

Comprueba que la red wifi pública es real

Puede sonar extraño, pero el principal riesgo de las redes públicas es que, a veces, ni siquiera existen. Vamos a explicarlo con un ejemplo: llegas a un restaurante y detectas un wifi con el nombre del local. Sin dudarlo, te conectas con tu teléfono móvil y empiezas a navegar. Pero ¿y si el negocio no tiene red?

wifi café

Si la pregunta anterior es negativa, puede que hayas caído en la trampa de alguien que viva cerca. Muchas veces, las personas ciberdelincuentes cambian el nombre de su red para captar dispositivos. Después, roban la información personal y llevan a cabo otras prácticas que afectan a nuestros intereses.

Protégete frente al robo de datos

Cuando una persona con malas intenciones puede acceder a nuestro teléfono, le estamos dando acceso a una gran cantidad de información personal. Entre ellas, puede haber fotos, vídeos, mensajes recibidos y enviados, correos electrónicos, contraseñas de redes sociales, aplicaciones, etc.

Para cualquier hacker (ciberdelincuente) resulta bastante fácil. Solo tiene que entrar a los archivos de nuestro teléfono para acceder a todo lo que desee. Además, muchas veces pueden copiar nuestros datos más importantes o, simplemente, robarlos. En cualquier caso, supone una grave pérdida de privacidad que debes evitar.

Infección con virus

Otro de los peligros que podemos sufrir es recibir archivos maliciosos en nuestro ordenador o teléfono móvil. ¿Qué significa esto? Que otra persona puede infectar nuestros dispositivos con un virus rápidamente. En este caso, las consecuencias pueden ser muy variadas, pero destacan las siguientes:

  • Robo de datos para extorsión o suplantación de identidad.
  • Secuestro del dispositivo para exigir un pago económico.
  • Pérdida completa de control del teléfono móvil o del ordenador.

Problemas legales

Es muy común confundir una red pública con una red sin contraseña, por eso dividimos las dos categorías anteriormente. Sin embargo, el problema surge cuando nos conectamos a un wifi privado pensando que pertenece al local en el que nos estamos tomando un café.

En España, conectarse a una red privada sin autorización (popularmente denominado «robo de wifi») está prohibido. Dependiendo de la gravedad, las multas podrían ser más o menos cuantiosas. De todos modos, cabe tener cuidado y saber siempre a dónde nos estamos conectando.

¿Cómo identificar una conexión wifi segura?

Hay varias claves que pueden ayudarte a identificar una conexión wifi segura. Ante todo, recuerda: si no tienes certeza sobre si la red es fiable, no te conectes.

Averiguar el protocolo de seguridad

El protocolo de seguridad de redes wifi es, en términos generales, el tipo de protección con el que está configurada. Lo puedes comprobar al consultar las propiedades de la conexión desde tu dispositivo (en el menú de Ajustes > wifi). Lo ideal es que esté encriptada con cifrado WPA-2 para proteger tus datos y que requiera insertar una contraseña.

Corrobora que es la red adecuada

Para evitar varios de los problemas que te hemos comentado, debe asegurarte de que estás conectándote a la red correcta. Nombres como «wifi gratis» o «free Internet» suelen ser cebos, así que desconfía de ellos. Lo mejor es siempre que preguntes al responsable del local sobre cuál es la red.

Toma precauciones al registrarte

Si una red inalámbrica no tiene contraseña, seguramente te pida registrarte. Esto sucede mucho en las instalaciones de gran tamaño, como los centros comerciales o las universidades. Ante esta situación, revisa bien qué información te está pidiendo. Nunca aportes datos que no querrías facilitar en otro contexto.

Revisa bien las condiciones

Muy pocas personas leen las condiciones de uso antes de aceptarlas. Sin embargo, esta es una práctica bastante peligrosa, ya que estamos dando autorización para algo que no sabemos. Por tanto, es fundamental que te tomes tu tiempo para examinar con detalle las condiciones. Si no vas a poder asegurarte, nunca las aceptes.

Cabecera VUELA 3 1

¿Cómo proteger los dispositivos al navegar por redes públicas?

Si has detectado que la red es segura, puedes conectarte. Eso sí, todavía puede haber riesgo, ya que no sabes con qué personas estás compartiendo la conexión. No significa que no tengas que utilizarla, pero sí que debes tomar varias precauciones.

Navega por páginas seguras

En realidad, siempre hay que navegar exclusivamente por páginas seguras, incluso si te conectas desde tu red. No obstante, es más peligroso en estas situaciones. Para saber si una web es segura, debes fijarte en dos aspectos:

  • Que el enlace comience por «https» (no «http») antes de acceder.
  • Que aparezca el icono de un candado a la izquierda de la dirección (una vez que estás dentro).

No entres a páginas sensibles

Hay páginas que nunca deberías visitar desde una red pública, ya que tus datos de acceso podrían ser robados. Entre ellas, destacan:

  • Cuentas bancarias.
  • Redes sociales.
  • Correo electrónico personal y profesional.
  • Página web de la empresa.
  • Portal de la aseguradora.

Instala un antivirus

El antivirus debe ser un complemento imprescindible en tu teléfono u ordenador y no solo para estas situaciones. Lo mejor es que tengas un programa o aplicación de protección adecuado y actualizado a su última versión. De este modo, te puede advertir sobre una conexión maliciosa o un intento de robo.

Actualiza las aplicaciones sensibles

Cada vez que los equipos de desarrollo de un programa informático o de una aplicación lanzan una actualización, están incrementando también su nivel de seguridad. Muchas personas ciberdelincuentes se aprovechan de las apps desfasadas para entrar más fácilmente. Es importante que tengas siempre las redes sociales, aplicaciones bancarias y demás actualizadas a la última versión.

Actualiza tu teléfono

Igual que es importante que tengas las aplicaciones al día, necesitas hacer lo propio con tus dispositivos. Cada vez que tengas un aviso de actualización disponible, acéptala para que no se acumulen. De lo contrario, tu teléfono estaría perdiendo garantías de seguridad con el paso del tiempo.

Cuidado con los archivos compartidos

Si recibes un mensaje de una persona desconocida con un archivo adjunto, desconfía. Lo mejor es bloquear al remitente si no sabes quién es y te resulta sospechoso. También es esencial que no abras archivos compartidos a través del correo electrónico o el SMS, ya que puedes ser víctima de phishing (robo de datos con fines delictivos).

red pública

Entonces ¿es seguro conectarse a un wifi público?

Como has podido ver, las redes públicas pueden entrañar algún tipo de riesgo si no se usan de una forma adecuada. Sin embargo, esto no quiere decir que haya que evitarlas siempre. En cualquier caso, lo más importante es que sepas que navegar por una conexión wifi pública puede ser seguro. Para ello, necesitas tomar las precauciones que te hemos comentado.

Un consejo: en caso de que necesites conectarte, intenta hacerlo a través de una red oficial.

En definitiva, una red wifi pública puede ser de gran utilidad, pero hay que utilizarlas con responsabilidad. Para ello, es fundamental que conozcas a dónde te estás conectando y no dar más información de la necesaria. Recuerda que dispones de recursos gratuitos de formación para seguir avanzando en tu protección online en los demás apartados de nuestra Guía de Ciberseguridad.