Logotipos Vuela y Junta de Andalucía

Protege tu móvil de ataques con estos sencillos pasos

Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en linkedin

El caso Pegasus ha puesto en alerta a toda la población sobre la vulnerabilidad de los dispositivos móviles. Y es que nadie tiene un teléfono totalmente protegido de amenazas o virus, como se ha demostrado en este ataque que ha afectado a importantes personalidades del mundo de la política nacional e internacional, a pesar de los sistemas de seguridad con los que cuentan sus dispositivos. 

Cualquier teléfono es vulnerable a ataques de este tipo, por lo que es muy importante que se tomen las medidas adecuadas para defenderse frente a intrusiones o programas maliciosos.

Pero, ¿qué es Pegasus?

Se trata de una aplicación de espionaje, muy sofisticada y efectiva. Pegasus se puede instalar en un teléfono móvil sin el conocimiento de la persona que lo posee, aprovechando las debilidades de su sistema operativo. A pesar de que no es un programa del todo invisible, es muy complicado detectarlo.

¿Cómo puede instalarse en un dispositivo?

En concreto, un terminal puede infectarse a través de técnicas como el phishing, es decir, enlaces que se envían por correo electrónico, suplantando la identidad de otras entidades u organizaciones. La diferencia es que Pegasus se dirige a una persona en particular y no a un grupo.

Aunque esta primera opción requiere la interacción de la persona que, por ejemplo, puede darse cuenta de que al pulsar sobre el enlace no se abre la página web que deseaba, sino que se procede a la descarga oculta de un archivo malicioso.

Sin embargo, este tipo de spyware también puede cruzar las barreras de seguridad de un dispositivo sin necesidad de levantar sospechas. Son los llamados clic cero o zero touch,técnicas que funcionan sin tener que pulsar sobre un enlace o archivo. Simplemente pueden atacar silenciosamente, por ejemplo, al recibir una llamada, sin tener ni siquiera que responderla.

¿Qué puede espiar Pegasus?

Una vez dentro del móvil, Pegasus trabaja en segundo plano y puede espiar de manera remota todo lo que se está haciendo en el dispositivo. 

Así, quien controla esta aplicación puede averiguar cualquier tipo de información. Puede ver las fotografías y vídeos que contiene el teléfono, acceder a mensajes de texto, contactos, llamadas, datos de redes sociales e incluso leer conversaciones de WhatsApp, obtener contraseñas o rastrear la ubicación.

¿Qué hacer para evitarlo?

Para proteger tu dispositivo de intrusiones debes seguir las siguientes recomendaciones:

  1. Mantente alerta. Sospecha de cualquier correo o SMS en el que tengas que pulsar sobre algún enlace o botón. Sobre todo, si el contenido del mensaje es alarmante o de carácter urgente, como un pago pendiente o el aviso de que has ganado un gran premio. Los virus o programas maliciosos se introducen en los terminales a través de acciones que aparentan ser reales, pero en verdad están contaminados. Ante la duda, bórralos e informa directamente a la entidad que crees que está siendo suplantada.
  2. Tampoco descargues un archivo o aplicación extraña o de dudoso origen, especialmente si no lo necesitas. Si quieres instalarte una app que desconoces como alguna sobre edición de fotos o juegos para probarla y luego piensas borrarla, mejor no la descargues, porque el malware ya se estará dentro de tu terminal.
  3. Otra solución es encriptar el teléfono. Mediante el cifrado, que se puede realizar desde la configuración o ajustes del dispositivo, se crea una especie de escudo sobre los datos que se indiquen, que los vuelve inaccesibles para terceras personas. Es importante tener en cuenta que  los archivos encriptados solo se podrán desbloquear con una contraseña y que es recomendable realizar previamente una copia de seguridad. La encriptación no se puede deshacer y para desactivarla habría que restablecer los datos de fábrica, lo que borraría toda la información del dispositivo.
  4. Mucho cuidado con los espacios públicos. No te conectes a un punto de carga USB o a una red WiFi pública que no sea de confianza, pues ha podido ser manipulada para robar datos.
  5. Actualiza tanto las aplicaciones como el teléfono. Las nuevas actualizaciones que sacan los sistemas operativos, suelen incluir mejoras en sus barreras de seguridad. Si no se actualizan, pueden resultar vulnerables a la descarga de programas maliciosos.
  6. Por último, instala un antivirus. Al igual que en el ordenador, existen versiones gratuitas y otras de pago que incluyen una protección más completa para tu teléfono.

Aunque Pegasus te suene lejano, existen muchos otros virus y programas maliciosos que roban información de los dispositivos móviles de cualquier persona. ¡No se lo pongas fácil! Refuerza tu dispositivo con los consejos anteriores y mantén hábitos seguros al utilizar tu móvil para garantizar la seguridad e integridad de tu información privada.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies