Por norma general, Internet es un lugar seguro en el que puedes consultar información, realizar compras, intercambiar datos y un largo etcétera. Sin embargo, también existen ciberamenazas como el phishing, estafas o malware que hacen que no todas las páginas web sean tan seguras como deberían.

Por esta razón, te explicamos algunos consejos básicos que debes tener en cuenta para detectar si un sitio web es seguro y si debes permanecer, o no, en esa página.

Fíjate en la URL

El primer paso que te permite identificar si una web es segura es su URL. La dirección de la página tiene que contar con el sello SSL o Secure Sockets Layer, el cual verifica que la web tiene un protocolo seguro para transmitir información encriptada

Esto puedes comprobarlo rápidamente buscando la s (de seguro) al principio del enlace. Es decir, este debe comenzar por https.

 Busca el candado

Además, si un portal es seguro en la parte izquierda de la URL también tiene que aparecer un símbolo en forma de candado cerrado, lo que significa que utiliza un certificado SSL.

página web segura

Por el contrario, si fuera una página insegura saldría un triángulo rojo con una exclamación. Incluso antes de acceder a ella, puede aparecerte una ventana preguntando si realmente quieres seguir adelante, ya que “Visitar este sitio puede ser perjudicial para tu equipo”, aunque no siempre son mensajes precisos.

¿Está bien escrita?

Otra forma de detectar si has accedido a una web segura es prestar atención tanto a la dirección de la página como a su contenido.

Por un lado, tienes que observar si el enlace está escrito correctamente, ya que existen ciberdelincuentes que crean webs para suplantar la identidad de otras personas, empresas o entidades, técnica conocida como phishing. Para conseguirlo utilizan el mismo nombre de la persona o entidad a quien quieren suplantar, pero con algunas modificaciones en su escritura. Por ejemplo, pueden cambiar una i mayúscula (I) por el símbolo |, cambios que no se distinguen a simple vista. 

Así mismo, es importante que te fijes en el contenido de la propia página. Es muy probable que las webs fraudulentas contengan enlaces vacíos que no dirijan a ningún lado, errores gramaticales y faltas de ortografía. Esto hace evidente que el portal no ha sido creado cuidadosamente y, en estos casos, es recomendable abandonarlo.

Utiliza herramientas online

Otra medida de seguridad extra es usar herramientas online que permiten rastrear una URL en busca de virus informáticos u otras ciberamenazas

Es el caso de VirusTotal, un servicio gratuito que comprueba con multitud de bases de datos de proveedores de antivirus, y en tiempo real si el enlace que se introduce es malicioso o seguro.

virustotal

Alerta con algunas señales

Por último, debes tener en cuenta una serie de señales que pueden indicar que la página web es poco segura, como la publicidad agresiva o las ventanas emergentes que solicitan información personal o acceso a tu dispositivo.

También te recomendamos que busques si la web tiene un apartado donde explican su política de privacidad así como sus datos de contacto. En el caso de que muestren esta información, es un indicador de confianza ya que te permite saber cómo usan tus datos y, en caso de necesitarlo, puedes saber a quién dirigirte y cómo hacerlo.

Siguiendo todos estos pasos podrás conocer si navegas por Internet a través de sitios webs seguros. Tenlos presentes y así podrás cuidar tanto tus dispositivos como tu información personal. ¡Protégete!

Recuerda que en nuestro portal de formación también puedes encontrar talleres gratuitos sobre el comercio electrónico, en los que te explicamos los pasos a seguir para comprar por Internet con total seguridad o cómo realizar pagos seguros por Internet.