Logotipos Vuela y Junta de Andalucía

¿Qué son las herramientas de control parental? Guía para familias

control parental
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en facebook
Compartir en linkedin

Las tecnologías digitales son una parte fundamental en la educación de niños y niñas. El uso de dispositivos tecnológicos o el acceso a recursos formativos a través de Internet desde una edad temprana es una realidad cada vez más presente en los centros de enseñanza y hogares andaluces. 

Por todo ello, es importante que desde la infancia aprendan a hacer uso de las tecnologías de forma responsable, evitando que puedan sentir miedo y permitiéndoles disfrutar de todas las posibilidades del mundo digital. 

Además de ayudar a potenciar hábitos responsables, las familias tienen a su disposición útiles herramientas para garantizar la seguridad de sus hijos e hijas en la red. Por ejemplo, las herramientas de control parental. 

En este artículo te explicamos todas sus funcionalidades y cómo instalarlas en sus dispositivos.

¿Qué es el control parental?

Como bien sabes, la mejor forma de garantizar que tus hijos e hijas hagan un uso responsable de la tecnología empieza educando en seguridad digital desde la infancia, acompañándolos en el uso de dispositivos inteligentes y participando activamente en su vida digital. 

control parental

No obstante, para reforzar su seguridad en la red podemos recurrir a las herramientas de control parental. Estas aplicaciones están diseñadas para complementar la supervisión que padres y madres realizan de la actividad de los menores en Internet y presentan numerosas ventajas, desde la opción de filtrar los contenidos inadecuados hasta la limitación del tiempo de uso de los dispositivos. 

A través de este sistema de cuidados, garantizarás un entorno online más seguro. Lo mejor es que no ejerces la supervisión directa, que puede resultar más invasiva, aunque sí proteges su actividad ante posibles riesgos. 

Frecuentemente, este tipo de herramienta está disponible en todos los aparatos con conexión a Internet. Las encontrarás en teléfonos móviles de cualquier marca, tabletas y ordenadores, así como en las Smart TV o incluso en las consolas de videojuegos.

¿Cómo puedo instalar herramientas de control parental?

El sistema que acabamos de explicar es bastante versátil, ya que está presente en numerosos dispositivos de diferentes maneras. Así, lo más frecuente es que se encuentre en una aplicación que puedes descargar en teléfonos y tabletas. En los ordenadores, por su parte, lo obtienes en programas que se adquieren en Internet. Más adelante te mostraremos en detalle algunas de estas opciones.

Otros aparatos, como las videoconsolas, lo incluyen de manera predeterminada en sus ajustes. Esto también se cumple en los teléfonos móviles diseñados para niños/as o en muchos de los teléfonos convencionales. Sea cual sea el caso, tienes la posibilidad de activar el control parental desde los ajustes, generalmente en las funciones de privacidad o seguridad (depende de la marca y del modelo).

Muchas de estas herramientas funcionan sin que la persona que está usando el dispositivo tenga conocimiento de ello. Sin embargo, ten en cuenta que la base de la confianza es la comunicación. Por tanto, lo más recomendable es que tus hijos o hijas sepan que su uso de Internet será supervisado por su seguridad. De este modo, aprenderán a utilizarlas de forma responsable.

¿Cómo te ayudan las herramientas de control parental?

Todo depende del dispositivo, pero lo más común es que incluyan las siguientes funciones.

Restringir el contenido inapropiado

Está en tu mano prohibir el acceso a páginas que estén calificadas para mayores de 18 años. Entre ellas, destacan las webs de contenido inapropiado, violento o incluso videojuegos no aptos para menores de edad. Cuando intenten entrar a uno de estos sitios, el navegador lo bloqueará automáticamente.

Garantizar el uso saludable

Como ya sabrás, es fundamental que las personas menores de edad aprendan a equilibrar el tiempo que dedican al uso de la tecnología y a otras tareas, como el estudio o el descanso. A veces, alcanzar ese equilibrio no es fácil, pero puedes ayudarles a conseguirlo mediante el bloqueo de los dispositivos electrónicos a ciertas horas del día. 

Supervisar la navegación

Si tus hijos o hijas acostumbran a utilizar Internet, puedes supervisar las páginas que visitan en la red para detectar posibles riesgos. Esta función puede ser un útil complemento a la restricción de determinadas páginas. De esta manera, recibirás un informe en tu dispositivo con los sitios web en los que han estado y te mantendrás alerta ante los riesgos de la red.

Bloquear llamadas y contactos

Con tu teléfono, tienes la posibilidad de poner un filtro a las llamadas que hacen y reciben tus hijos e hijas. Con ello evitarás que tengan contacto con personas desconocidas y, a su vez, impedirás la comunicación con determinados contactos en WhatsApp y otras plataformas de mensajería instantánea. Es una medida muy útil para  evitar posibles situaciones de acoso.

Recibir una alerta

Tienes la opción de activar una función denominada «Botón del pánico», «Botón de emergencias» o «Botón SOS», entre otros. Esto te permite establecer contacto con tu hijo o hija de forma inmediata en caso de urgencia. También le puede servir para enviarte su ubicación y hacer una llamada si está en peligro. 

Para activar esta función deberás acudir a la pestaña de ‘Ajustes’ del dispositivo. Allí encontrarás un apartado de ‘Contraseñas y seguridad’ y, dentro de este apartado, la opción ‘SOS de emergencia’.  En caso de necesidad, tu hijo o hija podrá enviar un mensaje de texto con su ubicación e incluso con su historial de llamadas durante la última hora a los contactos definidos como ‘Contactos de emergencia’ pulsando el botón de encendido 5 veces seguidas. 

Aunque la forma de activar la función puede variar ligeramente de un dispositivo a otro, en el mismo apartado de ‘SOS de emergencia’ te explicarán el número de veces y los botones a pulsar para enviar la señal. Es importante que repases esa información con tu hijo o hija para asegurarte de que, en caso de urgencia, sabe cómo actuar. 

supervisión adulto

¿Cuáles son las principales herramientas de control parental?

Vamos a hacer un repaso por las principales apps de supervisión. Hemos incluido opciones dirigidas especialmente para personas usuarias menores de edad que resultan seguras y efectivas.

Family Link

Esta primera opción pertenece a Google y es una aplicación destinada a facilitar el uso de una Internet segura a menores de edad, pero siempre dentro de unas normas básicas. En este caso, se establece un vínculo en tiempo real entre el smartphone de tu hijo o hija y el tuyo, lo cual te ayudará a saber qué están haciendo por medio de informes continuos.

Hay cuatro funciones principales:

  1. Recibir recomendaciones. Como la variedad de programas disponibles en la red es muy amplia, recibirás sugerencias de personal docente con contenido infantil. Así, tendrás acceso a un listado por temáticas de opciones que pueden descargar para aprender o simplemente para divertirse.
  2. Conocer su actividad. Cada día, recibirás un informe que detalla las aplicaciones que han estado utilizando y su duración. De esta forma, podrás valorar si están haciendo un uso responsable de su tiempo frente a las pantallas y prevenir posibles casos de dependencia tecnológica. 
  3. Limitar el uso del dispositivo. Puedes bloquear el acceso a ciertas aplicaciones o directamente ocultarlas para que no sepan de su existencia. También recibirás notificaciones cada vez que quieran hacer una descarga, con la potestad de autorizarlas o denegarlas según creas conveniente.
  4. Controlar el tiempo. Para evitar que utilicen el móvil durante los momentos de descanso o estudio, puedes establecer una franja autorizada. Fuera de ese tiempo, el aparato permanecerá bloqueado hasta que tú lo autorices. Del mismo modo, esta función te permite ajustar su bloqueo cuando hayan pasado determinadas horas seguidas con un dispositivo.

Una característica muy interesante de esta herramienta es que facilita conocer la ubicación de los más pequeños mediante Google Maps. Esto es ideal cuando alcanzan cierta edad y necesitan ganar algo de independencia en sus trayectos hacia el colegio o a casa.

Apple en familia

Si tienes un dispositivo de iOS, puedes establecer una conexión en tiempo real con tu hijo o hija. Esta funcionalidad se activa fácilmente desde los ajustes de tu teléfono, su uso es bastante sencillo y fomenta la interacción online entre la familia, con un máximo de seis miembros.

Apple en familia está más enfocada a crear un entorno colaborativo, siempre con control hacia menores de edad. Tienes la opción de configurar un grupo de personas (y dispositivos) para proporcionar un espacio en común, donde cada persona desarrolla un rol configurado previamente:

  • Organizador. Quien controla el grupo y añade miembros. Dispone más poderes y libertad de acción que los demás. Generalmente, suele ser el padre o la madre.
  • Padre / Tutor. Lo más frecuente es que este rol lo ejerza el otro adulto. Tiene también plena libertad de acción, aunque no lleva a cabo la gestión del grupo.
  • Menores. En estos casos, el teléfono no les asigna un nombre en sí, sino que expone directamente su edad. Sus acciones son controladas por los dos roles anteriores, quienes se encargan de garantizar su seguridad.

Una vez formado el entorno familiar, cada integrante gestiona qué desea compartir con los demás, llevando a cabo las siguientes acciones:

  • Crear un álbum familiar. A través de las imágenes que se van añadiendo a la galería, es posible combinarlas.
  • Difundir música. La totalidad de sus integrantes pueden crear una lista de reproducción añadiendo sus temas favoritos.
  • Compartir almacenamiento. Es posible adquirir un plan de almacenamiento para toda la familia para guardar todo tipo de documentos, imágenes y vídeos.
  • Sincronizar. Esta función es compatible con otros productos de la marca Apple, como la televisión o el reloj. 

Estas opciones son ideales para los más pequeños, ya que evita que hagan un uso aislado de dispositivos como el teléfono móvil o el ordenador. Del mismo modo, hay tres acciones principales disponibles para supervisar su actividad en la red:

  1. Limitar el uso. A través de la función «Tiempo de Uso», podrás delimitar las horas que pasan con sus móviles u ordenadores. También puedes asignar un límite para cada tipo de actividad (juegos, navegación, etc.).
  2. Observar la ubicación. Sabrás dónde está cada miembro de la familia instantáneamente, incluso si no tiene conexión.
  3. Evitar compras no deseadas. Cada vez que vaya a realizar una compra, recibirás un mensaje en tu dispositivo para autorizarla, conocerás la cantidad de dinero necesaria y el nombre del producto que quiere adquirir.

Como has podido ver, el control parental es la mejor forma de garantizar un espacio seguro para los internautas más jóvenes. La clave está en darles libertad, pero siempre dentro de un entorno vigilado. 

Recuerda visitar los demás apartados de nuestra Guía de Ciberseguridad para seguir aprendiendo sobre seguridad y confianza digital.

Este sitio utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario. Leer más.

ACEPTAR
Aviso de cookies

¿Están segura tu información?

Toma medidas y sobre todo utiliza el sentido común.

Como en los negocios, nuestra información es el activo «intangible» más importante que tenemos, nos permite interactuar en un mundo globalizado y digitalizado, pero si no protegemos su confidencialidad, integridad y disponibilidad, puede generarnos problemas y daños a veces irreparables.