Para casi cualquier aspecto de nuestra vida o actividad que se te ocurra, existe una aplicación móvil destinada para ello. Desde las famosas redes sociales y apps para comunicarnos por mensajería instantánea, hasta plataformas relacionadas con nuestra salud, compras online o para hacer la lista del supermercado. Seguramente en tu teléfono tengas más de una de estas aplicaciones instaladas pero, ¿conoces qué tipos de datos personales pueden obtener cada una de ellas cuando las usas?

A pesar del endurecimiento de las leyes de política de privacidad, es común entre las personas usuarias no detenerse a leer todos los términos y condiciones de uso de una herramienta antes de instalarla en su teléfono. Normalmente, se aceptan los permisos sin darles mayor importancia e, inconscientemente, se acaba dando autorización para acceder a cierta información privada. 

Cuando esto ocurre hay que tener en cuenta y conocer con exactitud cuáles son los datos personales que puede recopilar y almacenar una aplicación. Te los explicamos a continuación:

Identificación del teléfono

También se le conoce como IMEI (International Mobile Equipment Identity) y es el identificador único que tiene cada dispositivo móvil. 

Se trata de un código de 15 cifras que incluye referencias de la marca y modelo del terminal así como el país en el que se ha fabricado.

Para conocer cuál es el IMEI de tu teléfono puedes marcar *#06# y automáticamente se te mostrará en la pantalla. También puedes buscarlo en los propios ajustes de configuración del dispositivo, encontrarlo impreso en la tapa trasera del mismo, en la caja o en la factura de compra. Comprueba que todos coincidan.

Es importante conocer este código ya que en caso de robo o extravío, el móvil puede bloquearse y ninguna operadora podrá darle cobertura de red. Ocurre lo mismo para realizar la operación inversa, es decir, cuando se quiere liberar un dispositivo.

Datos de ubicación

Hacen referencia a la información geográfica y gracias a estos datos una aplicación puede saber tu dirección de residencia habitual, tu lugar de trabajo o aquellos a los que sueles acudir con frecuencia.

Esta función es muy útil para saber dónde se encuentra el terminal cuando no lo encuentras o te lo han robado y sobre todo cuando utilizas una plataforma para ubicarte y desplazarte. Aunque muchas otras aplicaciones no tienen la necesidad de tener acceso a tu localización cada vez que las usas como, por ejemplo, Instagram, Facebook, Twitter o TikTok.

Álbum de fotos y vídeos

Esta suele ser una de las partes más privadas de los dispositivos móviles ya que en la galería se suelen guardar muchos momentos íntimos: desde capturas de documentos hasta recuerdos de un viaje, un cumpleaños, selfies, etc.

Por esta razón, es importante considerar si realmente una app requiere de un permiso para acceder a dichas fotos y vídeos. Si se trata de una aplicación como Instagram, por ejemplo, o de una herramienta de edición de imágenes como Snapseed, el acceso sí es necesario.

Contactos

Al igual que ocurre con el álbum, si permites a una aplicación acceder a tu agenda debes saber que también le estás dando tu consentimiento para que obtenga datos personales, en este caso de terceras personas

Por supuesto, aplicaciones como WhatsApp o Telegram es conveniente que tengan acceso a tu lista de contactos, pero otras apps como plataformas de juegos, compras o para escuchar música no lo necesitan,

Cámara y micrófono

Es obvio que algunas apps tienen que tener acceso a la cámara o al micrófono de tu dispositivo si quieres que funcionen correctamente, como por ejemplo, las plataformas para realizar videollamadas o aquellas en las que quieras grabar, tomar fotos o enviar audios de voz. 

En cambio hay muchas otras que solicitan estos accesos con fines publicitarios. ¿Alguna vez has estado hablando sobre un producto en concreto mientras tenías el móvil cerca y después, al usarlo, te ha aparecido publicidad sobre ello? ¡Pues su explicación es muy sencilla! Se debe a que al descargarte alguna aplicación se ha aceptado, en este caso, el acceso al micrófono y esta lo ha utilizado para promocionar un producto o servicio.

Consejos para mejorar tu privacidad

Como se ha comentado anteriormente es muy importante que, a pesar de que en ocasiones dar acceso a ciertos permisos es necesario, hay que tomar conciencia y leer detenidamente las políticas de privacidad de cada aplicación. No solo cuando vamos a instalar una nueva, sino que también es recomendable revisar los permisos de las aplicaciones ya instaladas en tu dispositivo.

Para los sistemas operativos de Android, esto puede realizarse fácilmente mediante los siguientes pasos:

  1. Accede a Google Play.
  2. Busca el nombre de la app en el icono de la lupa.
  3. Consulta su ficha.
  4. Pulsa sobre la sección “Seguridad de los datos” y ya puedes revisar toda la información.

Para iOS, el proceso es el mismo pero desde la App Store y consultando el apartado de “Privacidad de la app”. 
Por último, recuerda que el mejor consejo para mejorar tu privacidad y evitar riesgos cibernéticos es estar al día y seguir formándote sobre esta materia. En Andalucía Vuela ponemos a tu disposición tanto nuestro catálogo de cursos gratuitos como la Guía de Ciberseguridad para ayudarte a desarrollar y mejorar tus habilidades digitales. ¡Haz clic!